Página principal






Traducciones:

Català
English
Español

                                        

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:

Contenidos:


GENERACIÓN DE INGRESOS
POR MEDIO DEL APOYO A LA MICROEMPRESA

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada



Resumen

La base de este programa reside en la existencia de una larga tradición de grupos de crédito rotativo, por la que grupos reducidos de personas donan pequeñas cantidades de dinero de forma habitual y asignan el total resultante a un miembro seleccionado cada vez. En lugar de distribuirlo cada mes a un participante, el dinero dinero obtenido se integra en el sistema bancario a través de una pirámide de grupos fiduciarios y un grupo paraguas. El PGC negocia con grupos de mujeres, proporciona adiestramiento financiero y de gestión a los receptores del grupo paraguas, que a su vez forman los grupos fiduciarios. Cada miembro de un grupo fiduciario trabaja para producir algún producto que vender, o en alguna actividad generadora de ingresos similar, en vez de como miembro de una cooperativa, pero el conjunto del grupo contribuye con aportaciones al interés común. Como cada miembro aporta pequeñas cantidades de dinero cada periodo, el grupo fiduciario entrega el total al grupo paraguas. Este dinero se deposita después en un banco comercial cercano. El banco, después de firmar un acuerdo con el ministerio, tiene cierta cantidad depositada por el PGC (de su presupuesto para generación de ingresos), que utiliza como capital. Se exige a los grupos que obtengan préstamos del banco a través de procedimientos y canales habituales (después del estímulo, la movilización y el adiestramiento del PGC), y el banco usa el capital depositado por el PGC para conceder estos préstamos al grupo paraguas. Cuando un grupo paraguas demuestra ser fiable para la concesión de un crédito, puede acceder a capital normal del mismo banco (es decir, distinto que el del depósito del PGC), y así se posibilita el sostenimiento y se libera el capital del PGC para otros destinatarios.

Agradecimientos:
Muchas gracias a Victoria Abankwa, Coordinadora Nacional, y a Adolphine Asimah, Directora Nacional, del Programa de Fortalecimiento de la Gestión Comunitaria de Ghana (PFGC), que hicieron funcionar este sistema, lo adaptaron a principios y prácticas ya existentes y me invitaron a Ghana en enero de 1996 para que lo viera en marcha.
............................................................................................................................. Phil Bartle

Ilustración 1:
Asamblea comunitaria, concienciación

Nota (1): Para permitir su descarga rápida de internet, este documento no incluye ilustraciones. Para verlas, pulse en el texto de las ventanas que identifican cada ilustración. El dibujo aparecerá solo en su pantalla. Pulse el botón de retorno de su navegador para volver a este documento. Ver también Ilustraciones de generación de ingresos, que contiene todas las ilustraciones sin texto.

Introducción a la generación de ingresos:

Nos enfrentamos a un reto: desarrollar un programa viable para la generación de ingresos y acoplarlo al programa ya en marcha de fortalecimiento de grupos comunitarios pobres que el PGC estaba implementando. El programa tenía que mantenerse entre estos límites:

  • El programa debía ser sostenible (es decir, mantenerse cuando finalizara la intervención del PGC)
  • Los ingresos debían generarse por alguna actividad productiva de los destinatarios, no consistir sólo en el dinero proporcionado por el PGC
  • Los ingresos generados debían beneficiar directamente a los participantes pobres
  • Cualquiera que fuera el programa de generación de ingresos, debía ser coherente con los principios y métodos del PGC (es decir, diseñado para fortalecer comunidades de bajos ingresos)
  • Había que evitar la caridad (que debilita) y diseñar un método que fortaleciera
  • El adiestramiento del PGC tenía que ser para el fortalecimiento y la movilización, y estar unido a la acción y
  • Debía ser elegido por la comunidad destinataria.

Ilustración 2:
Movilización, formación de los grupos fiduciarios

Teníamos que tomar varias decisiones:

  • El apoyo financiero, ¿debía ser en forma de crédito o de subvención?
  • ¿Debe confiarse la generación de ingresos (actividad productiva) a un grupo (como cooperativa) o a particulares?
  • El préstamo debe concederlo (a) ¿el ministerio?, (b) ¿el proyecto?, (c) ¿un banco, otro programa o proyecto (como Ntandikwa)?
  • ¿Quién debe administrar el programa (adiestramiento, apoyo financiero)?
  • ¿Qué significa «adiestramiento como movilización» , que es el cometido del PGC?
  • ¿Cuál es el límite de cada préstamo (al grupo, subgrupo, particular)?

Lo que ideamos se describe en este documento.

El programa de generación de ingresos (GI) del PGC es un método viable de reducción de la pobreza en el ámbito monetario por generación de ingresos. El PGC proporciona concienciación, movilización, asesoramiento financiero, adiestramiento de organización y gestión, estímulo, conocimientos e indirectamente el capital inicial para las actividades elegidas por los grupos participantes. Los préstamos son modestos y entran dentro de las posibilidades de devolución de los participantes, cuando éstos obtengan ingresos de sus actividades. El depósito regular de dinero se basa en prácticas tradicionales y bien conocidas de grupos de crédito rotativo. Los grupos son los suficientemente reducidos, y sus miembros se mueven en un contexto en el que se aplican sanciones sociales a los morosos, por lo que se mantienen sostenibles.

¿Quién puede usar este método?

Aunque este programa se desarrolló para el Programa de Gestión Comunitaria (PGC), a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario del ministerio de Asuntos Sociales y Desarrollo de Uganda, puede adaptarse y ser adoptado por cualquier organismo con similares propósitos.

¿Por qué crédito en lugar de subvenciones?

Aún hoy continua el debate sobre la disyuntiva de ofrecer créditos o subvenciones a pequeños grupos de mujeres para que lo utilicen como capital para la generación de sus propios ingresos. Se recomienda la concesión de créditos, porque se espera que su manejo haga a los destinatarios más serios y responsables, ya que se les exige que los devuelvan.

Ilustración 3: Instrumentos legales
Firma del acuerdo entre el ministerio y el banco

No obstante, la concesión de un crédito exige cierta capacidad administrativa y gestora que el PGC y el Ministerio de Asuntos Sociales que pone en marcha este programa no tienen. Aunque administrar la concesión de pequeñas subvenciones puede ser más fácil para el PGC, no se aconseja, pues no se considera un enfoque sostenibe, y no exige de los grupos receptores tanta seriedad en su utilización de los fondos. Existen incontables historias terroríficas sobre programas de crédito en varios países, en los que los fondos se han desviado, no se han utilizado para sus objetivos originales, y no se han devuelto como se prometió, por no mencionar muchos otros problemas que han surgido en este sector, por lo que el Comité Nacional de Dirección del PGC es comprensiblemente cauto en cuanto a poner en práctica esta actividad del programa. El PGC desea asegurar que el presupuesto se utiliza para obtener los objetivos establecidos y está comprometido con la sustentabilidad y el fortalecimiento comunitario como método de reducción de la pobreza, por lo tanto promueve la generación de ingresos en la forma en que se ha descrito.

Esquema del programa

Esta sección describe la operación global, comenzando por los componentes esenciales, y continuando con algunos detalles sobre las partes más importantes. Todas son necesarias. Juntas constituyen un sistema de trabajo. Si se prescinde de alguna de estas partes esenciales o se modifica seriamente, el conjunto se verá afectado y no puede garantizarse su éxito.

Los componentes esenciales del programa:

Los componentes esenciales son los siguientes:

  • Los bancos no desean conceder préstamos de pequeñas cantidades, por lo que se debe poner en marcha el sistema de forma que el banco entregue sumas considerables, como entre 30.000 y 50.000 $.
  • Los préstamos para las actividades productivas deben oscilar entre los 100$ y los 500$ por persona productiva.
  • La función de obtener grandes préstamos del banco y dividirlos para su distribución a grupos más pequeños la desempeña una pirámide, formada por grupos de entre 5 y 7 personas y un grupo paraguas compuesto de entre 5 y 7 grupos.
  • Los pequeños grupos de entre 5 y7 personas de la base debe ser grupos fiduciarios, cuyos miembros consideran que pueden confiar su dinero a cualquier otro componente del grupo.
  • El sistema tradicional de crédito rotativo se utiliza como concepto básico, por el que los miembros contribuyen de forma regular con sumas muy pequeñas, que se utilizan como garantía bancaria en lugar de entregarse a uno de los miembros.
  • El grupo debe actuar como organismo de distribución de créditos, no como organización productiva (el caso de una cooperativa). La actividad productiva es más efectiva de forma individual (elaboración de jabón, pequeño comercio, etc.), personas que obtienen pequeños créditos del grupo (cuando un grupo productivo es mayor, como una cooperativa, es más difícil de gestionar o controlar, por lo que es menos probable que obtenga un beneficio, se evite el desvío de fondos y devuelva el crédito).
  • Son necesarios el adiestramiento, la movilización, la supervisión y las reuniones con los coordinadores regionales del PGC, sobre todo para estimular a los participantes a que elijan y planifiquen actividades viables y no sueñen con imposibles.

El ministerio no es un banco

El PGC y el Ministerio de Asuntos Sociales y Desarrollo no deben asumir funciones de banco, no es nuestro cometido, sino el de un banco. Después de que el ministerio firme el acuerdo con el banco participante, el PGC deposita una cantidad en ese banco, adiestra a los participantes y luego los presenta en el banco. El PGC actúa como intermediario, instructor, activista y organizador (no como banquero ni como Papá Noel).

El papel de los bancos comerciales:

Como el PGC y el Ministerio de Asuntos Sociales y Desarrollo que lo ejecuta no tienen la autoridad, la capacidad o los medios para operar como un banco, el préstamo de créditos a estos grupos se lleva a cabo a través de bancos comerciales locales participantes.

Ilustración 4: Estimular a los participantes
Elección de actividades productivas viables

El acuerdo entre el ministerio y los bancos proporciona el instrumento legal para canalizar los fondos del PGC para su utilizacion como capital para la generación de ingresos.

En lugar de que el PGC ponga el dinero (de su presupuesto para GI) directamente en las manos de los grupos destinatarios, lo deposita en los bancos participantes (por ejemplo, cajas de ahorros) que operan cerca de estos grupos.

El PGC ofrece adiestramiento en gestión y finanzas a los participantes. Después presenta los grupos a los bancos participantes. La mayoría, o quizá ninguno de los participantes habrá estado nunca en un banco, ni siquiera cerca, y en un principio se sentirán muy distantes de estas sofisticadas instituciones. Después del adiestramiento, que proporciona conocimientos, estímulo, organización y confianza, los grupos se presentan en los bancos, lo que exige que sigan los procedimientos habituales de ingresar dinero y obtener créditos.

Los bancos no arriesgan nada participando, pues el capital original que prestan a los grupos es el que el PGC ha depositado en en ellos previamente.

Ilustración 5: Taller de adiestramiento,
conocimientos y procedimientos bancarios.

Si el grupo tiene éxito en la generación de ingresos, devuelve su préstamo y adquiere fiabilidad para el crédito, está capacitado para obtener préstamos del capital normal del banco, distinto del capital del PGC. Así el dinero originalmente depositado por el PGC se libera para que lo utilicen otros grupos destinatarios. El proceso se expande a nuevos grupos, por lo que se hace sostenible.

Habitualmente, los bancos no conceden pequeños créditos a personas o grupos pequeños que necesitan capitales reducidos (ganan mucho más con mucho menos riesgo comprando bonos del estado). Al formar pequeños grupos fiduciarios que se asocian en grandes grupos paraguas, y adiestarlos para que lleven a cabo sus propios procedimientos bancarios internos (cada participante tiene su propia cartilla, impresa por el PGC), el programa consigue grupos mayores que necesitan préstamos más cuantiosos. El banco trata con el grupo paraguas, y le concede un préstamo mayor que el que necesitarían los grupos menores o los particulares.

El volumen de los créditos:

El volumen de cada crédito que sale del banco es mucho mayor que el de los créditos que van a parar a cada participante individual. Uno de los propósitos de organizarse en una pirámide de un grupo paraguas y varios grupos fiduciarios es dividir cada crédito del banco.

Ilustración 6: Crédito rotativo,
recaudación rutinaria de pequeños depósitos

El deseo de los participantes de obtener ayuda para la generación de ingresos se expresa en las reuniones de animación y movilización, en las que los grupos comunitarios identifican sus preocupaciones principales. Las consultas con grupos de las comunidades destinatarias indican un deseo generalizado de ayuda para la generación de ingresos. Al principio, las peticiones serán poco realista, hay quien pide millones de chelines (2), sin tener conocimientos ni ideas claras sobre negocios, préstamos, crédito o inversiones.

Nota (2): Para facilitar la conversión, supondremos que un dólar de EEUU (1,00$) equivale aproximadamente a mil chelines ugandeses (1.000/=). En agosto de 1997, la conversión era de 1.085/=.

Algunos suponen que el dinero que proviene del PGC es el ingreso generado, y hay que explicarles que ese dinero puede usarse, pero sólo como un recurso «alquilado», para que ellos mismos puedan generar sus ingresos.

Ilustración 7:
Actividad productiva, elaboración de jabón

Durante las actividades de concienciación en las reuniones del PGC, se pide a los participantes que justifiquen sus planes y las cantidades solicitadas. La intención es convertir sus deseos en peticiones más realistas. Activistas e instructores explican que el dinero que se les presta no es el ingreso que deben generar, sino un recurso alquilado para ayudar a los participantes a generarlo por sí mismos. El interés es el pago por el uso temporal de este recurso. Se enseña a los participantes que el interés es como un alquiler por la utilización del dinero, un recurso que no les pertenece, que no se les da por caridad.

La magnitud de los intereses:

Los intereses a pagar por el uso del crédito como recurso, deben ser los comerciales. Los participantes obtienen el privilegio de conseguir un crédito y pagar por él las tarifas normales del mercado como coste de usar ese crédito.

Cuando se ideó el programa, algunos preguntaron por qué esas mujeres (muchas de las cuales eran pobres o analfabetas) tenían que hacer el mismo sacrificio, pasar por los mismos procedimientos y pagar la misma tasa de interés por esos préstamos que los solicitantes comerciales. La respuesta estriba en la necesidad que la generación de ingresos sea sostenible, y en que la caridad debilita al receptor. Este programa fortalece a los participantes.

Ilustración 8:
Taller, contabilidad sencilla

Si el programa impusiera tasas de interés subvencionadas desde el principio, los participantes aprenderían a recibir caridad, y no a obtener y devolver créditos a tasas de interés normales (cuando ya no esté disponible el dinero del donante). Esto los debilita, no los fortalece.

Queremos hacer notar que los «prestamistas tiburones» exigen intereses de hasta un 350 % anual por el crédito, y que los préstamos de un banco son considerablemente más baratos (pero no gratuitos). Después de examinar los principios del fortalecimiento comunitario, y sabiendo que el adiestramiento del PGC pretende un desarrollo sostenible a largo plazo, es lógico cargar las tasas comerciales de interés.

Adiestramiento necesario:

El programa de gestión comunitaria define el concepto de «adiestramiento» de una forma especial. Más que una simple transmisión de conocimientos, el adiestramiento es parte de una estrategia para fortalecer la capacidad gestora de los grupos comunitarios. Hablamos de adiestramiento «como» movilización, no sólo «para» la movilización. Se considera el adiestramiento necesario para movilizar a las comunidades para que elijan sus propias acciones, identifiquen sus problemas prioritarios y sus recursos, y planifiquen y ejecuten sus propias actividades, como «contenido» del adiestramiento, pero también vemos el adiestramiento enfocado a favorecer como un vehículo para movilizar a los participantes a reorganizarse y emprender acciones. Esta metodología se explica mejor en otros documentos de adiestramiento del PGC, sobre todo en los relacionados con la construcción y mantenimiento de prestaciones y servicios en asentamientos humanos. No obstante, los principios básicos del adiestramiento se aplican también a estos elementos de generación de ingresos del PGC.

Cuando el adiestramiento se centra en el contenido (transmisión de conocimientos), se evalúa según la cantidad de información que adquieren los alumnos. Por el contrario, cuando se centra en la movilización, se evalúa según sus resultados en cuanto a acción comunitaria e incremento del nivel comunitario en la toma de decisiones.

Ilustración 9:
Visita al banco

El PGC proporciona adiestramiento de varias formas. Las reuniones y talleres procuran el adiestramiento financiero y de gestión para organizar los grupos fiduciarios y los grupos paraguas, para poner en práctica los procedimientos de recaudación e ingresos rutinarios. El PGC diseña e imprime las libretas de pagos (similares a las cartillas de ahorros de muchos bancos) y las distribuye gratuitamente a las mujeres participantes cuando se forman y movilizan los grupos. Se lleva a los grupos a visitas de un día a otros grupos de mujeres que funcionan con el mismo programa. Esto proporciona confianza y ejemplo a los grupos que participan en el programa. Aunque el otro programa no sea exacto, demuestra el valor de estas visitas como método adicional de adiestramiento para la gestión.

Nuestro adiestramiento contiene por lo menos tres elementos:

Los tres elementos principales son:

  1. Adiestramiento en técnicas de gestión de empresas productivas, para que los destinatarios aprendan a dirigirlas
  2. Adiestramiento financiero y de procedimientos bancarios y crediticios necesario para la distribución de créditos a que quieren utilizarlo para invertir en empresas productivas y
  3. Adiestramiento para la gestión en el sentido concreto que le da el PGC, es decir, movilización y organización para desarrollar la capacidad organizativa (en este caso, para formar y organizar una organización o asociación de crédito).

Talleres:

Como continuación al adiestramiento informal efectuado por los coordinadores nacionales y de distrito, y basándoes en ese adiestramiento, en su éxito y su evaluación, se pueden organizar talleres más estructurados. Los temas pueden incluir gestión, conocimientos organizativos y de movilización, de banca, financieros, contabilidad simple, registros e informes financieros, inventarios y valoración de recursos disponibles, evaluación de conocimientos de gestión y organización, de la disponibilidad de mercados para la comercialización de los productos... Se debe enfatizar el estímulo a los participantes para que observen y analicen sus propios recursos y potencial, y busquen las estrategias prácticas disponibles. A estos talleres acuden participantes de todas las comunidades, por lo que se les estimula a compartir experiencias con otros participantes de otras áreas que están emprendiendo proyectos similares.

Organización de la pirámide:

El papel de la agencia (por ejemplo, el PGC), como movilizadora y organizadora, es formar una pirámide, con un grupo paraguas en la punta y grupos fiduciarios en el centro y empresarios individuales en la base. Cada elemento tiene una función en el programa, y hay que añadir el adiestramiento a la movilización para que todos los niveles funcionen. Los diferentes cometidos se exponen en el apéndice 1.

Responsabilidades individuales y de grupo:

La experiencia nos ha enseñado que cuando un grupo grande tiene la responsabilidad colectiva de conseguir un resultado productivo, no hay suficientes controles sociales y económicos que aseguren la total cooperación de todos los miembros. Estos programas tienden al fracaso y a la disolución. Por el contrario, también sabemos que cuando los particulares emprenden ciertas actividades, son menos eficientes que si lo hacen de forma colectiva y organizada. El programa de GI del PGC aprovecha estas dos fuerzas contradictorias.

Ilustración 10:
Actividad productiva, pequeño comercio

Con métodos estándares de animación social (3)

Nota (3): Fíjese en que aquí, animación social se refiere a varias fases de un proceso, entre ellos concienciación, promoción de la participación comunitaria, movilización de gente y recursos, trabajo de extensión y adiestramiento en gestión comunitaria y finanzas.

efectuados por activistas del PGC, en las comunidades destinatarias, se convocan grupos de mujeres (4)

Nota (4): No es que es excluya a los hombres de ésta u otra iniciativa del PGC, pero se incide en la actividades contra la discriminación sexual, para contrarestar las desigualdades que provoca, basándose en el hecho de que los grupos de crédito rotativo los forman más a menudo mujeres que hombres, y que las mujeres son más fiables a la hora de devolver los préstamos.

a las reuniones iniciales, y se organizan en grupos fiduciarios. Se pide a cada persona que identifique entre 4 y 6 otras en las que confíe, y con las que piense que puede trabajar. Este proceso de identificación puede llevar varios días, y con él se forman pequeños grupos de mujeres que confian en las demás. Se excluye a las personas que quieran participar pero no hayan sido elegidas por otras como fiables. (5)

Nota (5): Algunas otras personas han sido expulsadas después de la formación del grupo, porque no participaban en las reuniones ni en las contribuciones regulares.

Los miembros no se embarcan en actividades productivas comunales o cooperativas del grupo, sino que se encargan de sus propias actividades de generación de ingresos (como la elaboración y venta de jabón) de forma individual. Quizás la comercialización, el empaquetado y el transporte puedan hacerse en cooperación con otros miembros del grupo. Estos grupos fiduciarios se forman en un principio con la intención de recaudar las contribuciones y obtener los créditos, pero no para emprender colectivamente una producción económica.

Ilustración 11: Actividad productiva,
producción de aceite alimentario

Cada grupo fiduciario se compone de 5 o 7 personas (un número impar escogido por razones culturales y para simplificar la contabilidad). A su vez, 5 o 7 grupos fiduciarios forman un «grupo paraguas», que es la unidad que hace los ingresos en el banco y obtiene préstamos de él.

Grupos de crédito rotativo tradicional:

En muchos países de África y Asia, pequeños grupos de gente que se conoce entre sí, miembros del mismo poblado o incluso colegas de trabajo, forman pequeños grupos de crédito rotativo. Cada periodo acordado, una semana, o más habitualmente un mes, todos los miembros del grupo depositan una pequeña cantidad de dinero, una cantidad que puedan ahorrar fácilmente.

El total del dinero recaudado se entrega a uno de los miembros del grupo de crédito rotativo por turno. Esta persona puede elegirse por sorteo, o cuando muere un familiar, y se utiliza con frecuencia para los gastos del funeral (a menudo los miembros del grupo asisten a los funerales de los familiares de los demás). Cuando el dinero se distribuye por sorteo, el receptor puede utilizarlo en algún tipo de inversión, para la que no podría ahorrar lo suficiente si no tuviera la ayuda del grupo.

Ilustración 12:
Supervisión y estímulo, visita a una reunión

Los que pueden permitírselo, entregan múltiplos de las cantidades que ponen los que sólo pueden aportar lo mínimo.

Algunos de estos grupos de crédito rotativo pueden ser asociaciones para funerales, en las que el capital recaudado se entrega al miembro que tiene la necesidad de pagar gastos de entierro. En otros grupos, el dinero reunido puede distribuirse de acuerdo a decisiones comunales que el conjunto del grupo toma cada mes, para determinar qué miembro obtiene el dinero cada vez. Otros distribuyen el total de forma aleatoria al que saca el palito más largo. Al final de un periodo todos los miembros obtienen por turno el dinero puesto por todos ellos.

Los grupos son pequeños, y son viables sólo porque los miembros se conocen y confían en todos los demás, y pueden imponer sanciones a los que no cumplan, basándose en la bien conocida dinámica social de los grupos pequeños.

La modificación de las prácticas de estos grupos es que en el PGC, la cantidad reunida cada periodo no se distribuye simplemente a un miembro elegido del grupo, sino que se deposita en una cuenta bancaria. Estos depósitos bancarios se utilizan para obtener un préstamo. Más tarde, los depósitos se utilizan también para la devolución de los préstamos.

Ilustración 13:
Transparencia, informe de cuentas en la reunión.

Por lo tanto, los grupos pequeños, llamados fiduciarios, que recaudan el dinero de los participantes individuales, deben operar sobre la base de la confianza. El grupo paraguas, que asocia varios de estos grupos pequeños, es la organización mayor que trata con el banco comercial.

Supervisión y evaluación:

Hay varios contextos de supervisión y evaluación. Desde un contexto nacional, del programa general para todo el país, es necesario verificar la marcha de este programa, y encauzar y estimular a los funcionarios locales.

Ilustración 14:
Devolución de pequeños créditos al grupo

Desde el punto de vista de los grupos comunitarios, es importante asegurarse de que las actividades son las que se han elegido, y producen el resultado que se deseaba. Mientras tanto, los coordinadores de distrito necesitan estímulo en sus propias actividades, y comunicación con la oficina central, además de proporcional lo mismo a los grupos comunitarios.

Supervisión y respaldo:

El coodinador de distrito del PGC se reune con miembros de los grupos de mujeres microempresarias con frecuencia, dándoles estímulo y elogiando su trabajo. Se reunirán semanalmente durante dos horas. En la reunión, recibirá informes sobre sus ocupaciones, las sumas depositadas y acumuladas, cómo marchan las actividades productivas, y qué tal progresa hasta el momento el programa. En las sesiones de adiestramiento, tanto formales como informales, se incluyen temas como planificación financiera, contabilidad, mantenimiento de registros, informes y evaluación de la viabilidad de las actividades productivas propuestas. El coordinador nacional del PGC hace visitas frecuentes a todas sus comunidades para supervisar y estimular, y para respaldar a los coordinadores de distrito, para complementar su estímulo a los grupos comunitarios.

Conclusiones y recomendaciones:

Sumario: El apoyo del PGC a la generación de ingresos debe constar de tres partes:

  1. Movilización / organización
  2. Adiestramiento
  3. Crédito

Al igual que sucede con otros elementos del PGC, estos tres elementos deben estar conectados e integrados, y el adiestramiento debe dirigirse a la acción, no sólo a la transferencia de conocimientos.

Ilustración 15:
Último pago al Banco

Recomendaciones:

  • La generación de ingresos (GI), elemento del Programa de Gestión Comunitaria, debe estar bien planificada, tomando en consideración las realidades y potenciales de las comunidades actuales.
  • Como en todos los programas de GI, es preferible proceder con cautela, y hacer y discutir con frecuencia las valoraciones de la experiencia y las direcciones propuestas.
  • No debemos implementar actividades de GI eclécticas y diferentes. Todas las iniciativas en este sector deben corresponder a un acuerdo político, coherente y claramente descrito, aprobado y firmado por el Comité Nacional de Dirección del PGC.
  • Las acciones iniciales, especialmente los préstamos, tienen que ser modestos. Los desembolsos prematuros de grandes sumas de dinero incitan a albergar falsas esperanzas y hacerse suposiciones poco realistas.
  • La valoración es esencial, en todas las fases.
  • Los créditos deben concederse a tasas de interés habituales de mercado, no subvencionadas.
  • Se debe incidir en el adiestramiento, para que los participantes puedan hacer la valoración e inventario de sus recursos actuales, conocimientos financieros y de gestión y estimaciones sinceras de su potencial de éxito. El optimismo poco realista puede convertirse en el mayor peligro que conduzca al fracaso.
  • El adiestramiento debe incluir la formación de grupos, estímulo (reorganización para aumentar la capacidad) y transmisión de conocimientos (en gestión de producción, gestión financiera y de créditos, procedimientos bancarios, movilización para el crédito, formación de grupos y gestión de recursos y personal).

Ilustración 16:
Celebración y agradecimientos

Apéndice 1: Cometidos de los actores principales:

Participante, destinatario individual:

  1. Esta persona de bajos ingresos es el destinatario de los esfuerzos de movilización del PGC. Se le informa de cómo funciona el programa y se une a un grupo. Aprende procedimientos bancarios y de ahorro con el adiestramiento del PGC. Entrega pequeñas cantidades de dinero de forma regular (por ejemplo, semanal) al grupo fiduciario. Mantiene al día una cartilla donde registra las cantidades depositadas. Obtiene un crédito de entre 50.000/= y 500.000/= del grupo fiduciario. Recibe adiestramiento del PGC para verificar que la actividad productiva que ha elegido es viable, y para planificarla, financiarla y gestionarla. Emprende una actividad productiva utilizando esa pequeña cantidad de capital prestado. Devuelve el capital con intereses al grupo de forma regular (por ejemplo, semanal, como hacía los depósitos iniciales.

Grupo fiduciario:

  1. Este grupo se compone de entre 5 y 7 personas, y se basa en la confianza entre ellas. Son los coordinadores de distrito del PGC quienes lo organizan y movilizan (por ejemplo, por medio de la animación social). El grupo recauda los depósitos regulares de ahorros de los miembros, basándose en la práctica de los grupos tradicionales de créditos rotativos, y entrega la suma total al grupo paraguas. El grupo fiduciario divide los préstamos (que el grupo paraguas obtiene del banco ) en cantidades menores para prestar a sus miembros.

Grupo paraguas:

  1. Este grupo también es movilizado y organizado por los coordinadores de distrito del PGC. Se compone de entre 5 y 7 grupos fiduciarios, que se unen en una organización paraguas. Recauda las contribuciones de los grupos fiduciarios y reune todo el dinero. El grupo paraguas deposita pagos regulares en el banco, obtiene un préstamo grande de éste y lo divide en pequeñas cantidades para repartir entre los grupos fiduciarios. El grupo paraguas recibe las devoluciones de los grupos fiduciarios y los combina para reintegrarlos al banco.

Banco:

  1. El banco recibe el capital inicial de trabajo del PGC, reduciendo su riesgo al no usar su propio capital. Basándose en el acuerdo con el ministerio, recibe los depósitos regulares de ahorros del grupo paraguas (que el PGC ha presentado) y abre una cuenta de ahorros y una de préstamo para el conjunto del grupo paraguas. El banco hace un préstamo al grupo paraguas por recomendación del PGC, utilizando inicialmente el capital depositado por el programa. El banco recauda las devoluciones del crédito del grupo paraguas.

PGC (o agencia ejecutora):

  1. Entrega el capital inicial al banco participante. Proporciona adiestramiento en manejo de créditos, financiación y administración de actividades productivas a los participantes. Imprime y distribuye cartillas entre ellos. Presenta al grupo paraguas en el banco, e indica cuándo este grupo es capaz de manejar un crédito, y su cuantía.

Ministrerio:

  1. El Ministerio de Asuntos Sociales y Desarrollo Comunitario es el organismo que implementa el PGC, a través de sus delegaciones. El ministro, en nombre del ministerio, firma el acuerdo con cada banco.

Distrito:

  1. Los organismos locales (niveles 1 - 5) y sus funcionarios deben comprender y aprobar el programa para que éste funcione.

––»«––

Actividad productiva: Generación de riqueza:


Actividad productiva: Generación de riqueza

Si copia algún material de este sitio, por favor, mencione al autor
y ponga un enlace a cec.vcn.bc.ca/cmp/

Dichos y proverbios: Seguir el camino de la menor resistencia
hace que todos los ríos ─y algunos hombres─ se tuerzan


© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 02.06.2011

 Página principal