Allanar el camino; conseguir el permiso de las autoridades
 Página principal
 Preliminares





Traducciones:

'العربية / al-ʿarabīyah
Bahasa Indonesia
Български език
Català
中文 / Zhōngwén
Deutsch
English
Español
Euskara
Ewe
Filipino/Tagalog
Français
Galego
Ελληνικά / Elliniká
हिन्दी / hindī
Italiano
日本語 / Nihongo
Kiswahili
한국어 / Hangugeo
بهاس ملايو / Bahasa Melayu
Português
Română
>తెలుగు /Telugu
ไทย / Thai
Türkçe
اردو / Urdu

                                        

Otros formatos:

Texto

Otras páginas:

Módulos

Mapa del sitio

Palabras clave

Contacto

Documentos útiles

Enlaces útiles


ALLANAR EL CAMINO

Conseguir el permiso de las autoridades

por Phil Bartle, PhD

traducción de Mª Lourdes Sada

Folleto de adiestramiento

Explicar a las autoridades locales y funcionarios cómo el fortalecimiento de la comunidad les beneficia

Antes de empezar a trabajar con su comunidad (o comunidades) de destino, tendrá que haber obtenido los permisos necesarios, y también la cooperación activa de las autoridades y los líderes responsables del área.

Algunos activistas ven a las autoridades como el «enemigo» o la «oposición» y consideran que sus tareas para organizar las comunidades pobres debe combatir a estos «opresores». En algunas situaciones, puede ser cierto, y su trabajo a menudo exige un «compromiso cívico» en lugar de una «participación comunitaria». La metodología de estos módulos (que en su mayoría han sido desarrollados en África) demuestra que el hecho de tener a las autoridades de nuestro lado nos hará conseguir más fácilmente el sostenimiento de los proyectos, así como una política nacional y unos programas de eliminación de la pobreza coherentes.

Recuerde que sus destinatarios (beneficiarios) son dos, no sólo (1) la comunidad, sino también (2) las autoridades responsables del área en la que se encuentra la comunidad. Su objetivo con cada comunidad es el de fortalecerla promoviendo acciones de autoayuda. Con las autoridades, su finalidad es avanzar hacia el sostenimiento a través de la puesta en marcha de un entorno o medio, dentro y fuera de la comunidad, que lo facilite (política y administrativamente)

Su fin con respecto a los líderes (oficiales u oficiosos), administradores («burócratas»), y expertos técnicos («tecnócratas») es persuadirles de pasar de ser «suministradores» a «mediadores de la autoayuda de la propia comunidad». Es una tarea considerable. Cuando los políticos pueden atribuirse ciertas «concesiones» (por ejemplo, cualquier prestación de la comunidad) lo traducen en la obtención de votos y popularidad. Por lo tanto, es de esperar que muestren un interés personal en el «sistema de suministro».

Paralelamente, cuando los administradores pueden decir que han «suministrado», lo que verdaderamente creen (a menudo con razón) que esto les encumbrará en sus carreras y les reportará promociones, por lo que también tendrán un interés personal en no convertirse en «mediadores». Su estrategia es demostrar y convencerles de que se beneficiarán abandonando el sistema de «suministro» y aceptando el de «mediación». Lo cierto es que si cambian de «suministrar» a «facilitar», con el tiempo también ellos se beneficiarán. Esto ocurre porque todas las comunidades tienen recursos ocultos que no serán ni identificados ni utilizados mientras se espere que las autoridades suministren medios y servicios.

Si se deja a la comunidad la responsabilidad de procurarse servicios y prestaciones por sus propios medios, y se le dan los conocimientos de gestión necesarios para hacerlo, saldrán a la luz muchos recursos aparentemente inexistentes. Si los líderes y las autoridades responsables ponen en marcha un sistema que lo facilite, éste tendrá como resultado un fortalecimiento de la comunidad que puede convertirse en una fuente de popularidad, votos, progresos en sus carreras y promociones profesionales.

Su deber es demostrar que el sistema de «suministro» sólo beneficia a los líderes y autoridades a corto plazo, pero no se mantiene, mientras que el de «mediación» contribuye a un auténtico desarrollo y un crecimiento estable que los beneficiará a largo plazo. Cuanto más consiga convencer a las autoridades de los beneficios del fortalecimiento de las comunidades, más fácilmente obtendrá permisos para trabajar y cooperación activa, y mejor podrá contrarrestar los intereses creados que intentarán obstaculizar el fortalecimiento y la consecución de la autonomía económica de las comunidades.

Para obtener permiso de las autoridades, es conveniente entregarles cierta documentación, referente a política oficial, acuerdos y memorias de entendimiento (dependiendo de sus circunstancias). Cuando lo haga, explíqueles cómo se van a beneficiar de que las comunidades de su área de influencia sean más fuertes y tengan una mayor independencia económica.

Si su presupuesto y su plan de trabajo lo permiten, es el momento de organizar un taller para sensibilizar a las autoridades.

––»«––

© Derechos de autor 1967, 1987, 2007 Phil Bartle
Diseño web de Lourdes Sada
––»«––
Última actualización: 14.04.2011

 Página principal

 Preliminares